Hipótesis comprobada

Este artículo de El Tiempo confirma la hipótesis -que comparto plenamente- de que en el negocio de las drogas -diría Alejandro Gaviria- los protagonistas cambian, pero la producción permanece. Es que el hecho de que guerrillas y grupos paramilitares, grupos de origenes opuestos -o iguales?-, pacten alianzas para mantener su jugoso negocio es muy elocuente. Y el gobierno -con nuestro dinero- todavía les financia las ganancias: Caramba!

1 comentario:

Ibetoo-chan dijo...

Historicamente, los movimientos de ultraderecha y utraizquierda se han puesto de acuerdo para lograr sus objetivos.
No es nada nuevo, si tuvieras en cuenta la historia reciente descubririas que personajes como Allende fueron derrocados por sectores marxistas radicales y la tradicional ultraderecha liderada por Pinochet.
Son sectores al parecer diferentes pero con los mismos objetivos, tengo amigos de la ultraizquierda, y la verdad no tienen merito para llamarse marxistas o socialistas de peso, en realidad son neoburgueses que se golpean el pecho con las teorias de marx, amenazan con tomar las armas (me encanta cuando dicen eso, llevan 50 años repitiendo lo mismo) y al final, se quedan en los libros y en las raspadas teorias de marx (que jamás han dejado de ser unas buenas teorias)
Sinceramente (en el caso de las guerrillas y los paramilitares) no distingo mucho entre ambos extremos ideologicos, producto del fundamentalismo y la sed de poder, no puedo decir nada mas (tendria que criticar a marx para explicarte mejor este asunto)
es mi humilde opinion, se extrañaban tus analisis