El triunfo de los libertarios

Uno de los argumentos más fuertes que usaban algunos congresistas de los Estados Unidos y varios libertarios, como nuestro apreciado amigo Carlos, para rechazar el plan de rescate financiero  para Wall Street (cuyos resultados aún están en veremos, pues ha pasado muy poco tiempo desde los primeros desembolsos y todo el dinero no se ha usado), era el que afirmaba la inmediata aparición de nuevas solicitudes de más rescates, tras un prima rescate: Todos quieren fondos públicos para salvar empresas mal administradas. Y, aparentemente, han tenido razón, pues después del salvataje de algunos bancos, apareció la solicitud de préstamos de las compañías automotrices de Detroit (Ford, GM y Chrysler). Ahora, vemos un ejemplo mucho más pintoresco: La industria porno, citando dificultades en sus ventas de DVD's y su importancia para toda la nación, ha solicitado fondos federales por 5.000 millones de dólares . Qué sigue ahora?: La industria de joyas con la siguiente afirmación: Las estadounidenses pueden vivir sin sexo, pues pueden divertirse con artilugios sexuales de primera calidad, pero nunca podrán vivr sin joyas. Una mujer sin joyas no es mujer. Menos si es americana.
No lo sé. Pero me parece, que en cualquier caso -y a pesar de que la solicitud de los señores de la industria porno está destinada a morir en los titulares únicamente- hay que reconocer que los libertarios tenían razón en su perorata. De alguna manera fueron clarividentes. Pero por la aparición de esos rescates infudados, no se puede negar la posibilidad a otros rescates per se.  La clave es tener un buen burocrata a cargo (vaya!, como si fuera tan fácil!) que pueda definir cuando un rescate es algo fanfarrón, como el de la industria del sexo en diferido, o cuando es clave para la sociedad, como el de los bancos.

2 comentarios:

juan francisco muñoz dijo...

creo que la advertencia de Flynt, según la cual la "gente de estados unidos necesita actividad sexual en tiempos de crisis", es más un truco retórico. Dudo que la pornografía sea un reflejo real de la actividad sexual. La pornografía, según los estudios de Eysenck, es una forma de publicidad que no encuentra mayor satisfacción que la de las fantasías que ella misma crea. Estas no son fantasías con una probabilidad real de sexo, sino que son fantasías creadas por la misma cultura pornográfica. De hecho, creo que el acceso a la pornografía ha distorsionado un poco nuestra percepción del sexo. Otra cosa creo que es el sexo pago, el cual tampoco creo que prediga el nivel de actividad sexual por sujeto, pero habría que investigarlo. El fenómeno de la pornografía podría explicarse mejor por la saciación que genera. COn el internet era apenas de esperar que las ventas de publicaciones y suscripciones se vieran afectadas, asi que tal vez sería un resultado independiente de la reesión económica. La pornografía ha tenido incrementos y caidas siempre, desde la masificación de los medios.

Luis Felipe Jaramillo dijo...

De acuerdo.

El objetivo de la entrada era mostrar lo que un rescate puede generar: Más peticiones de ayuda y fondos públicos. Y el caso de la industria porno se prestaba, pues los argumentos son bastante escandalosos, y como confirmas tú, falaces.