¿Se acabaràn los buenos tiempos?

En estos dìas en que la crisis del mercado de vivienda de Estados Unidos ha empezado a afectar la estabilidad del dòlar y muy probablemente la direcciòn de los flujos de dinero en los mercados internacionales, vale la pena preguntarse si los buenos tiempos y las nuevas realidades que el gobierno nos ha pintado, eran puro espejismo en medio de un respiro en nuestras crisis sociales o si eran un verdadero salto al desarrollo. Es en estos momentos, donde se verà si la construcciòn y bonanza de confianza seràn duraderas o si, como ha pasado con otras èpocas de auge, seràn pasajeras. Sòlo el tiempo lo dirà. Veremos quien gana, si Alejandro Gaviria y la mayorìa de la tecnocracia y su discurso convincente y empìricamente basado o si la alegrìa presentista del gobierno.

PD: Este es nuestro post#50. Gracias a todos nuestros visitantes y lectores.

7 comentarios:

Juan Francisco dijo...

muy pernitente a mi juicio la reflexión a la que invitas. Lo curioso es que, por ejemplo, yo pensaba así como de primeraso, pues ojalá la razón sea de Alejandro y dema´s tecnócratas. Pero es curioso, es en cierta medida desear lo indeseable. Pero bueno, no se puede tapar el sol con un dedo. Creo que, a menos que hayan verdaderas transformaciones sociales y culturrales, la historia tiende más a repetirse que a cambiar.
Una duda Luis Felipe: Qué es tecnocracia?. Me quedo on la duda porque leyendo un libro de Pedro Medellín me dió la impresión que el termino se refería más era a la repartición clientelista de cargos que requieren una formación bien sea profesional o técnica. Ahora, veo que también puedesignificar tomar decisiones democráticas basándose en criterios técnicos. Sin embargo, puede ser un término engañoso, porque Uribe emplea criterios técnicos, lo malo es que estan siendo usados sin el trasfondo argumentativo que debería orientarlos. Es decir, yo no llamaría tecnócrata a Alejandro, lo llamaría científico social. Porque los tecnócratas a veces me hacen imaginar personas sin imaginación ni criterio que hacen lo que se les ordena, que repiten losmismos errores del pasado. Bueno esa es una impresión. Cómo definirías tu la tecnocracia?

Luis Felipe Jaramillo dijo...

Juan:

Gracias por comentar. Tienes mucha razon cuando hablas de desear lo indeseable. Al parecer, solo aprendemos a los trancasos y a traves de crisis y tragedias. Los paises verdaderamente maduros son los que pueden anticiparse a esto por vias democraticas y pacificas, no con violencia para subir al poder.

Sobre la tecnocracia, el concepto que tengo es que es el conjunto de academicos y personajes tecnicos en alguna ciencia que no tienen interes en politica. Sus intereses, estan por lo lados de su ciencia.
Para mi, buenos ejemplos de tecnocratas, son Alberto Carrasquilla, Alejandro Gaviria y Juan Carlos Echeverry.

Saludos,

Juan Francisco dijo...

Bueno, los ejemplos de Alberto carrasquilla y Juan Carlos Echeverry me ponen a pensar. Sin lugar a dudas tu debes saber más de los méritos y de las virtudes que como economistas deben tener, pero para mí Alejandro Gaviria es algo distinto. De los tres, creo que Juan Carlos Echeverry es el más sesgado ideológicamente. lo he visto hablar en CNN y en las columnas televisadas de RCN y la impresión que me ha dejado es que su pensamiento ultra conservador le impide entender la complejidad de los fenómenos políticos y sociales del país y lo llevan a mirar de manera sesgada la información que en materia económica maneja. Lamentablemente pienso lo mismo de Mauricio Cardenas, aunque reconozco que son pesonas muy bien formadas y con criterios a tener en consideración. Lo de Carrasquilla fue interesante en lo que vimos en la Reforma Tributaria. Según Alejandro, Uribe no dejó a Carrasquilla ahcer lo que él creía más conveniente en un comienzo y lo convenció de presentar el proyecto que en últimas fue aprovado. Pensando en esta situación yo me pregunto si entonces esta tecnocracia sirve o no bajo los imperativos políticos actuales.
Alejandro Gaviria es completamente distinto y por eso sus columnas son las únicas de oposición entre los escritos de lo tres economistas. Creo que Alejandro tiene una mayor madurez intelectual que sus colegas, porque él no se queda solo en la economía, Alejandro llega hasta el trasfondo de la ciencia social. Si ves sus intereses son muy variados y van desde la sociología y la psicología hasta la literatura. A míla vedad nunca me ha convencido un pronunciamiento de Juan Carlos Echeverry, aunque no se de economía, me parece que sus sesgos ideológicos son más prominentes en sus opiniones que los resultados de su quehacer como analista económico. Es que Luis Felipe la economñia tampoco es una ciencia exacta y es tan vulnerable a los supuestos ideológicos como la misma sociología.

Juan Francisco dijo...

Por qué crees que a direrencia de Alejandro, a Echevery, a Cárdenas y a Carrasquilla no parecen preocuparles la situación política actual?
espero que no te conviertas en esos economistas que no les importa la diferencia entre política y economía. reuerda que el incremento en la inversión no implica necesariamente desarrollo humano y social. Por esto yo te insisto en Mockus, Luis Felipe.
Creo que los economistas no pueden darse el lujo de ser políticamente incorrectos, y pensar que Uribe es un buen presidente es estar erradoa mi juicio y es desestimar lo que en realidad es la gran causa de la violencia y la pobreza en colombia, que es el ejericio del clientelismo.

Luis Felipe Jaramillo dijo...

Juan:
Yo me refería cuando hablaba de "no tener intereses políticos", era de que no querían serguir en el gobierno ni haciendo política toda la vida.

Sobre Juan Carlos Echverry, correcto. A mi también me pasa algo parecido cuando leo o veo sus columnas: Siempre falta algo... Hay un sin sabor que puede ser sesgo o falta de argumentos. De Mauricio Cárdenas no sabria que decir, de él solo he leído un libro que era más teórico que de opinión y me declaro impedido sobre él.

Para mi, Carrasquilla es diferente al par de arriba. Aunque parece ser un poco conservador algunas veces, creo que su desgracia o error,(y la de la reforma tributaria) fue culpa del excesivo poder del Presidente para con sus ministros. En Chile, por ejemplo, la voz del Ministro Velasco se considera una aparte de la del gobierno.
A la tecnocracia, por su propia naturaleza, le es imposible competir contra un presidente con las características de Uribe.
Los Carrasquillas y los Gavirias se basan en cifras y dicen cosas que a la gente no le gusta. Eso es peligroso, en especial en un gobierno populista como el Uribe. Un buen ejemplo es lo del Salario Mínimo: A la gente no le gusta escuchar eso y al que lo diga lo catalogarían de desalmado, así dejarlo de aumentar por un poco tiempo sea productivo para toda la sociedad.

Luis Felipe Jaramillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luis Felipe Jaramillo dijo...

Sobre la comparación entre Alejandro y Alberto y Echeverry, yo creo que puede ser algo de intereses. Aunque también puede que Alejandro sea más comprensivo de la situación colombiana y en especial, del desempleo.
Con Carrasquilla el énfasis se dió, en su mayoría, en aumentar la inversión, mientras que con Alejandro, si el fuese ministro, la cosa estaría más por el lado del empleo.

Y Juan, yo tampoco quiero ser lo que quería ser hace un año: Un economista técnico insensible a los hechos sociales y culturales. He progresado mucho en ese sentido, sin embargo, sigo apreciando mucho más la parte del desarrollo económico que la parte cultural. Lo que casi no ha venido conmigo en la última tendencia es la política: Esto que hacemos aquí es bochornoso y me da asco como juegan con la gente.
Yo quiero convertirme en un economista técnico pero sensible, que entienda que la sociedad no se limita al dinero y que muchos otros factores inciden a la hora de buscar el desarrollo.