Venezuela y el terremoto

En estos días que el Perú se ha visto sacudido por un terremoto fuertísimo, la voz de ayuda de muchos países alrededor del mundo se ha escuchado. No obstante lo anterior, algo bulloso brilla por su ausencia: Ese es el Gobierno de Venezuela y sus millonarios proyectos de inversión en toda América Latina. A pesar de que su chequera esta boyante (o eso parece), no se ve nada de ayuda para el Perú. Eso no es fraterno, eso no es de "hermanos latinoamericanos". Es contradictorio y anti-humanista: Las diferencias con Alan García no deberían atascar la ayuda que el Perú tanto necesita.
Esto puede ayudar a desenmascarar las verdaderas intenciones del Presidente Chávez: No es la integración latinoamericana para el desarrollo, es la integración latinoamericana con centro en Venezuela para satisfacer la sed de poder del burdo lunático que gobierna a los venezolanos. Es conseguir aliados que le sirven y no ayudar con estas causas verdaderamente nobles, como por ejemplo, Chile ha hecho: A pesar de que sólo un día antes del terremoto el gobierno Chileno llamó a consultas a su embajador en Lima, ya envió ayuda humanitaria para los afectados al terremoto.
Una vez más, Chávez no contribuye a la unidad y la fraternidad de América Latina, sólo divide y fomenta el sectarismo. Lo único que tiene de bolivariano, es lo peor de todo el pensamiento del libertador: La presidencia vitalicia.

1 comentario:

Juan Francisco dijo...

el desencanto con chávez parece cada vez más frecuente en la parte de la izquierda que no es dogmática, en la social-democracia. Sin embargo los radicales de izquierda en colombia lo aprueban.