Ayyyy Chávez!

Ya sabemos que el Presidente Chávez redujo el cupo de carros importados desde Colombia para este año a tan sólo 20.000 vehículos y que eso ha generado recortes en empleos y disminución de los turnos de trabajo en las plantas de ensamble de autos. Eso me dió tristeza, pero lo último que he sabido me ha dado es ira:

Las ensambladoras locales no fueron las únicas damnificadas con la decisión del presidente venezolano Hugo Chávez de limitar la importación de vehículos procedentes de Colombia. Resulta que Volkswagen había decidido montar una planta de producción para abastecer a los países de la región andina, y estaba a punto de elegir en qué país lo haría, cuando Chavez anunció la restricción de importaciones. Volkswagen, que tenía a Colombia en la lista corta de países opcionados para recibir la inversión, decidió suspender por término indefinido este proyecto.

Revista Dinero, No. 298.

Vale la pena preguntarse si la reducción del cupo de importaciones, que ha dejado a muchos colombianos proletarios (sus defendidos) desempleados e hizo que se cancelara la instalación de una nueva planta que tambien traería nuevos trabajos, es un gesto de hermandad. Yo no sé cómo hace, es que no sé.

P.S.:Yo sé que esto puede ser demagogía, pero me indigna tanto que puedo rayar hasta en la estupidez o en los excesos de rigurosidad...

1 comentario:

Lavender dijo...

Haber, considero que no puedo dar ningun tipo de comentario ahora, por que para ser sincera, no quiero parecer fuera de contexto
igual
buen analisis, y aunque no parezca, comprendo tu ira pero no la comparto por weas personales
salu2