Pequeñas diferencias (ii)

Mi entrada anterior (Pequeñas diferencias, Enero 23 de 2009) ha sido, por poco, la más comentada en este blog: Hasta el momento, ha tenido 9 comentarios, lo cual supera con creces el 90% de los posts (sin comentarios) y con comodidad al 10% restante (de 1 a 8 comentarios). Este hecho me ha causado cierta curiosidad, pues las columnas que más se comentan son generalmente las más polémicas. Y la intención, al escribir era todo menos polemizar: Al contrario, era una crítica, por lo menos parcial, a las constantes y repetitivas disyuntivas y dicotomías que se nos pretenden imponer todos los días entre hombres y mujeres. Un intento por dejar las riñas y ponernos, sólo una vez, en un mismo nivel, así este fuera vergonzoso (la realidad de la genética y la racionalidad de la supervivencia son poco joviales). Evidentemente, fracasé en la labor. Aún no sé si se dió por malinterpretación o por algún bache retórico. Tal vez me quedaré esperando esa respuesta, inclusive antes de que hombres y mujeres arreglen sus diferencias...

9 comentarios:

juan francisco muñoz dijo...

creo que fue por dos razones, que creo pueden una tener que ver con el contenido del post y otra no. Creo que Russia y Camilo son nuevos. Y creo que es porque Luis y yo diferimos en la apreciación sobre el determinismo genético. Yo no diría que es porque el tema generara discordia entre hombres y muejres (una proporción de una mujer por 3 hombres), ni tampoco porque tengamos posiciones encontradas por lo poco jovial de la selección natural. Yo soy un declarado simpatizante de Darwin.
Creo es que el "Bienestar material de los genes" no es un concepto muy claro, y no creo que explique las dinámicas de la selección de pareja, pero tal vez esté equivocado y me falte estudiar más esto. Seleccionar pareja es muy distinto a seleccionar compañero de reproducción. Los genes no interpretan los roles sociales (por ejemplo, el status), eso lo hacen las personas en un contexto cultural y social. Creo que los cambios en nuestros genes en los últimos siglos tienen que ver es con la actividad de los anti cuerpos ante posibles infecciones o deterioros de los tejidos a los que ya no estamos expuestos. También con el aumento del promedio de vida y los cambios en las reacciones corporales al stress. Hay que seguir cone sta discusión, que es muy interesante, traaré de documentarme mejor a ver si sigo creyendo lo mismo

Luis Felipe Jaramillo dijo...

JF:

Creo que tal vez tenemos que estudiar más a fondo, los dos, el asunto del "Bienestar Material". Aquí sería útil una intervención de Alejandro Gaviria.

Lo que tengo entendido es que los genes han evolucionado -como nosotros mismos, pues nos componen- y se han tenido que adaptar a las nuevas condiciones de supervivencia donde no sólo impera el hecho de ser el más fuerte en términos biológicos, sino en otro tipo de aspectos, como el económico, el social y el cultural.

Sobre Russia y Camilo, creo que son casos diferentes: Russia ha publicado decenas de comentarios en este blog, sólo que bajo diferentes pseudónimos. Camilo, definitivamente, sí es nuevo. De todas maneras, no he tenido la oportunidad de charlar tantas veces con ellos como lo he hecho contigo, lo cual puede degenerar en malinterpretaciones -pues el lenguaje que uso a veces es muy, pero muy ambiguo.

juan francisco muñoz dijo...

De pronto esta idea pueda aclarar mi posición.
La selección natural no tiene un propósito concreto, como puede tenerlo la economía, la cultura o la organización social. La selección natural no tiene objetivos. La selección natural es su propio "objetivo". Nosotros los humanos vemos la perspectiva de toda la evolución y juzgamos que el fuerte prevalece. Pero su fotaleza sólo la conocemos de forma histórica. La evolución no es algo que se comprenda muy bien infiriendo y prediciendo. Por esto, es falso afirmar que la selección trata sobre la supervivencia del más fuerte. l Porque lo único de lo que hay certeza es sobre los cambios del medio ambiente y los cambios en las condiciones de vida, pero no en las habilidades o disposiciones requeridas por los organismos.
Ahora, la selección natural sólo aplica para amplias poblaciones de organismos que comparten miles de años viviendo en circunstancias similares. La selección no opera como la adquisición de ventajas en una vida, sino como la selección de poblaciones a través de cientos de generaciones. Insisto, la selección explica la tendencia biológica a cambiar en el cuerpo, pero no explica la tendencia "humana" a organizarse y crear actividades simbólicas. Ciertamente, en un siglo no cambia la política por la selección natural, ni en una vida se aprende a hablar y escribir por la misma. El descubrimiento de nuestros genes explica es el cuerpo que tenemos hace más de dos mil años. Pero es obvio que no somos la misma sociedad de hace dos mil años, aunque la biología sí explica tendencias individuales y comportamientos universales.
La confrontación entre sociedad y naturaleza ha sido una gran arbitrariedad, un producto casi que inevitable del uso del lenguaje. Nuestro mundo es natural, no es social, la realidad es natural. Pero nuestra conducta no sólo requiere de aprendizajes directos, de la naturaleza, también requiere de aprendizajes de cosas que sólo existen en el uso del lenguaje y de las convenciones sociales. Lo interesante es que hasta ahora el mundo de las convenciones sociales no ha puesto en peligro de extinción a la especie humana, es por esto, creo yo, que el mundo social pareciera ser independiente del mundo natural, pero no por ello son dos mundos diferentes. La ciencia es solo una. Y la distinción entre ideología, filosofía y ciencia es muy importante, pero no por ello se puede negar que no existe una filosofía y una ideología que son más acordes a la ciencia que otras.

Russia dijo...

:3 a mi no me molesto para nada el comentario.

Luis Felipe Jaramillo dijo...

JF:

Tu posición es clara. Y me parece que hay que hacer un cuadro de como está la discusión (que siento, está llegando a un punto muerto): i) JF y el mundo natural, con expresiones antrópicas que se hacen sobre ese mismo mundo natural, pero cuya existencia (de las expresiones) no se puede justificar mediante argumentos naturalistas. Y ii) LF y el mundo natural, con expresiones antrópicas, justificables mediante argumentos naturalistas.

Creo que el asunto de la visibilidad en el largo plazo de los cambios en la selección natural es correcto. Sin embargo, para que esos grandes cambios tengan lugar, hay que pasar por miles de pequeños cambios antes. Y esos cambios corresponden a las respuestas del organismo a nuevos retos para seguir siendo competitivo en el ámbito reproductivo, y todo lo que eso implica.

Eso explica el comportamiento de los seres humanos respecto a esas expresiones antrópicas, una vez estas ya han iniciado. Pero tienes toda la razón en que hay algo, una causa primera para esos fenómenos que no se puede explicar a partir del mundo natural. O si se hace, es de una forma mediocre. Por lo menos, he estado varios minutos tratando de disfrazar el error, pero me es imposible, por lo menos si quiero ser sensato.

Luis Felipe Jaramillo dijo...

Russia:

Me refería a una tercera persona, que es mujer, leyó el artículo y casi me extrangula por messenger!.

Russia dijo...

De casualidad es... ¿feminista?
La verdad no sé, a mi me caen bien ambos generos, especialmente los hombres <3
Saludos

juan francisco muñoz dijo...

Luis
Creo que no estas teniendo presente una cosa. El naturalismo no solo es cuestión de la biología. el naturalismo también explcia el mundo que todavía no está siendo seleccionado por la evolución. La psicología que yo estudio, el conductismo, es el estudio de ese naturalismo que todavía no está bajo el control de la biología y la selección natural, sino por el control de las contingencias y la selección por consecuencias. Pero acepto que todavía es una aproximación entamente teórica. De hecjop, la selección por consecuencias pord´ria explciar el comportamiento económico que es difñicil de explicar por razones biológicas. Epero próximamente poder explciarte mejor esta posici´´on teórica.

Luis Felipe Jaramillo dijo...

JF,

No sé si la expresión naturalistas fue la más apropiada para explicarme. De cualquier manera, si me parece que necesito -y vale la pena- otra explicación tuya.

Saludos,